25 febrero 2011

Los Germanos

      La mayor parte de los pueblos bárbaros que invadieron el Imperio Romano eran Germanos (cuya raza era aria o indoeuropea). Procedían de Asia y luego de abandonar la cultura nómade se establecieron en la parte norte y central de Europa, donde adoptaron el sedentarismo. Eran altos y robustos, de cutis blanco, ojos claros y rubios. Eran valientes en el combate, respetuosos y fieles a la autoridad de su jefe. Además, muy individualistas y amantes de la libertad.

      Habitaban en chozas de madera y paja, dispersas en los campos ya que carecían de ciudades. Eran hospitalarios y gustaban de la buena comida y la bebida. La guerra constituía para los Germanos la ocupación más digna y en ella participaban hombres de armas y, frecuentemente, campesinos o en general todo el pueblo.


Invasión pacífica
      Se entiende como invasiones bárbaras al establecimiento de los pueblos germanos en el Imperio Romano. Esta ocupación ofreció dos modalidades, pues de una incursión pacífica y lenta, se convirtió más tarde en una invasión gigantesca.
      Desde el siglo I, los romanos comenzaron a contener los avances de los bárbaros y fueron combatidos por Mario, Julio César y Augusto. Aunque, estas acciones militares no pudieron impedir la infiltración pacífica (entre los siglos I al IV) así llamada porque se produjo son violencia y con el consentimiento de las autoridades de Roma. Se sabe fehacientemente que los germanos  fueron admitidos como colonos y, debido a la falta de soldados romanos, incorporados como legionarios.     De tal manera, esos extranjeros llegaron a ocupar cargos importantes en el ejército imperial y hasta en la Corte. La defensa de las fronteras quedó en manos de los propios germanos, esto favoreció la invasión en masa, que ocurrió en breve.


Fuente: Wikipedia y bibliografía de historia antigua variada

No hay comentarios: