25 enero 2012

Construcción de un Greathelm: Parte primera

Greathelm (modelo que no es mío)
Mientras recopilo bronce para mis fundiciones, tarea nada sencilla; ¡soy el terror de las llaves huérfanas!, comienzo un nuevo proyecto. En este caso el de la construcción de un yelmo medieval usado en los siglos XIII al XIV denominado Greathelm.

A partir de datos de la web y de la valiosa información suministrada por Axil (El blindado personal) me aventuraré a la tarea de construir este pesado yelmo medieval.
Se supone que el Greathelm evolucionó a partir del Topfhelm (http://de.wikipedia.org/wiki/Topfhelm). Este yelmo de la Alta Edad Media surgió en el siglo XII en el contexto de las cruzadas y se mantuvo en uso hasta el siglo XIV. Fueron utilizados por los caballeros y la infantería pesada en la mayoría de los ejércitos europeos de entre 1220 a 1540 dC, sin embargo, se utilizó también ámpliamente en los ejércitos cristianos en la Tercera Cruzada (1189 a 1192). Como se ve (http://en.wikipedia.org/wiki/Great_helm) los Topfhelm cerrados en su totalidad se denominan más convenientemente Greathelm.





En la imagen superior (sacada de http://www.ois.org.ua/club/public/public1021.htm) se muestran muchos de estos yelmos. En particular es el primer modelo, el a), llamado Topfhelm de Dargen. El descubrimiento arqueológico data de los años 1250 al 1280; y fue hallado en Aites Zeughaus en Berlín. En este link (http://www.knight.by/books/Dargen_article.pdf) se ve incluso cómo fabricarlo (lástima que está en ruso)

Pero, debo aclarar de inmediato antes que el gallo cante, que no haré una reconstrucción del mismo sino uno similar. Por ejemplo, parecido a este:


He seguido los tutoriales al respecto del armero Axil, e intentaré hacer uso del excelente arte de imitación que tenemos los primates superiores. En la sigiente imagen extraída de la Biblia de Maciejowski se aprecian estos yelmos.



En la imagen se ven atuendos medievales. "Las ilustraciones no reflejan el momento histórico que representan, sino el equipamiento normal de la época en que se realizaron dichas ilustraciones, que es lo único que conocían los iluminadores".

Comienzo:

Lo primero, tarea nada grata, es construir un modelo de cartulina. Esto, aunque parezca una pérdida de tiempo es muy importante para evitar errores graves en la chapa una vez cortada. Se comienza marcando las partes y recortando. Otra cosa fundamental es guardar los moldes para su uso posterior.

Pero me acabo de dar cuenta de que ni siquiera tengo moldes. De modo que incluso con anterioridad al modelo de cartulina tenemos que hacer algo peor, que es uno en miniatura de papel, probando con la tijera y un dibujo del yelmo cómo encajarán las partes.


Hay que tener en cuenta que las superposiciones de las partes consumirán aproximadamente de 2 a 3 cm.


Esto es para poder trabajar holgadamente con los remaches.


La parte superior será todo un tema, pues habrá que decidirse por hacerla con ondulaciones o recta.



A continuación produje el modelo de cartulina. Dejando los moldes ya marcados con solapas y todo.



Ahora viene la tarea de marcar y cortar la chapa. Hay varias formas "caseras" de hacerlo. Por ejemplo, para chapas de espesores menores a 1 mm se pueden usar tijeras (no es este el caso pues la chapa en cuestión tiene casi 2 mm). También se puede usar una sierra caladora con hojas de dientes pequeños para metales, amoladora o el tradicional martillo y cortafierro.


Marcamos las partes y nos preparamos para los cortes.


Como esto se ha hecho demasiado extenso, es hora de finalizar. En la siguiente entrada mostraré las partes cortadas y el comienzo del plegado de las mismas.

Aquí la segunda parte
La tercera parte
La cuarta parte
La parte final

9 comentarios:

Amo del castillo dijo...

Sr. Mariano, permítome en esta mi primera intervención en su ilustrativo blog hacer una puntualización respecto a la nomenclatura usada.

El greathelm es la misma cosa que el topfhelm. La única diferencia radica en que los ingleses lo denominaron "gran yelmo" y los alemanes, más pragmáticos, "yelmo de pote". En la España se los denominó yelmo de cimera por razones obvias. Ojo, todas estas denominaciones son modernas, como ocurre con la mayoría de las armas del pasado ya que, en muchos casos, o se desconoce el nombre que recibían, o eran tan ambíguas que no hay quien se aclare. En su época, posiblemente, serían denominados "yelmos" a secas por ser los únicos que había de ese tipo, ya que las cervelleras, capelinas y demás tenían "nombre propio"

Los antecesores de este tipo de yelmo fueron en realidad los yelmos dotados de máscara facial usados por los normandos, en un empeño por proteger enteramente la cabeza de los golpes propinados por armas contundentes, V.gr. mazas, mayales, etc.

La evolución de este tipo de yelmo consistió principalmente en el progresivo redondeado de la calva, a fin de desviar los golpes dirigidos a la parte superior del mismo. En los tipos más primitivos, como el de la Maciejowski, al ser plana, absorbían enteramente el impacto.

Tras la aparición del bacinete, más ligero y apto para repeler golpes, su uso quedó limitado a su versión para torneos, los conocidos como baúles de justa.

Un saludo y que la cosa salga exitosa

Mariano Miguel dijo...

¡Hola estimado!
Muchas gracias por la aclaración pues esa era una de mis principales dudas al respecto. Ahora queda aclarada de forma muy instructiva.

Habeatis bona deum
¡Salud!

Axil dijo...

Como fui yo quien aportó a Mariano la información al respecto, permítame mi señor Amo del Castillo (cuyo blog, por cierto, no conocía, y que pienso seguir fielmente a partir de ahora) asumir la culpa de las imprecisiones.

En mi defensa debo alegar que, como bien indicas, la terminología moderna no tiene mucho que ver con la histórica; y que lo cierto es que existe en ella una cierta correlación entre la denominación "tophelm" con los yelmos de calva rasa propios del XIII, por lo general algo más pequeños e inicialmente más abiertos en la nuca; y la denominación "greathelm" con los yelmos más cerrados del SXIV. Pero, efectivamente, estamos hablando de una correlación, un sesgo en la terminología moderna; no de una clasificación estricta, ni histórica ni actual.

(Estas cosas son un lío... Yo aún sigo intentando averiguar si "brafoneras" es un término más correcto para el brazo o para la pierna...)

Y bueno, ya puestos, un matiz para el anfitrión: en general, los siglos XII o XIII en realidad no serían altomedievales; la alta edad media suele considerarse desde la caída del imperio romano hasta, siglo más o menos, el XI.

Mariano Miguel dijo...

Saludos Axil:
¡Parece que he cometido varios errores en esta entrada!
Sin embargo, para no desvirtuar los comentarios (como si de un foro se tratase "lo dicho, dicho está") no voy a corregir el texto. Lo aclararé en la siguiente entrada.
Gracias también por el valioso aporte.

¡Salud!

Axil dijo...

Al César lo que es del César: ¡los errores a los que alude el Amo del Castillo son míos!

Amo del castillo dijo...

Es un placer contar con la presencia en mi blog de un consumado manitas como vuecé, Sr. Axil. Como ya habrá visto, también me he constituido en fiel seguidor del suyo.

En lo referente a las brafoneras, Covarrubias (siglo XVII) dice lo siguiente: "Término antiguo, las faxas que ceñían los braços, o los brahones"

Brahon, quasi bracon: son ciertas roscas o dobles plegados, que caen encima de los hombros, sobre el nacimiento de los braços, que se suelen poner en las las mangas de los sayos, y las ropas: y assi a brachio, se dixeron brachiones, y corruptamente brahones, y con f brafones.

O sea, eran las piezas que protegían los brazos. Concretamente, debían ser las primeras hombreras adaptadas al brazo y que llegaban hasta el codo, sustituyendo a las primitivas aletas.

Aprovecho para hacer una puntualización más acerca de los yelmos de cimera. Los modelos más primitivos, como el representado en la Maciejoswki son, ciertamente, más pequeños y con la parte trasera con cierto vuelo para permitir mover la cabeza. En este caso, el yelmo no la inmovilizaba. Bajo el mismo, según aparece en la misma obra, se portaba un pequeño capacete semiesferoidal sobre el almófar como protección adicional. Lo que actualmente denominan como gran yelmo, usados con posterioridad, permitían llevar bajo el mismo un bacinete con camal. El aumento de peso y tamaño obligó a que estos yelmos reposasen sobre los hombros y no sobre la cabeza, como ocurría con los tipos anteriores.

Dicho esto, no se debe pues cometer el error de dotar a las réplicas de la típica guarnición interior de cuero, ya que el ajuste del yelmo se realizaba mediante un burelete, bien ajustado al almófar o la cofia, bien al capacete o el bacinete. De hecho, es habitual ver en las efigies mortuorias de la época dicho burelete ricamente adornado y fabricado con telas de precio. En el enlace que pongo a continuación lo explico con más detalle:

http://amodelcastillo.blogspot.com/2011/06/armamento-medieval-el-yelmo-iv-el-yelmo.html

Pax vobiscum frates

vicente gomez dijo...

buen dia (tardes, noches dependiendo donde vivan) la vd no soy de los que estan haciendo siempre armaduras pero me gusta saber como sel as hacen y como es la medida para hacerlas asi que la ago corta no existe la posibilidad de que escanees un molde del casco ? por que bueno solo una ves intente hacer uno y el molde era incorrecto cuando en la cartulina me habia quedado bien (por motivos de mi propia idiotes quedo mal) y resumiendo me gusto el modelo de casco me gustaron todos los modelos de greathelm que relisaste asi que te pregunto como humilde que soy si podrias pasarme moldes :P por que no soy gran experto en herreria y no comprendo como hacerlos g racias :)

Mariano Miguel dijo...

Hola Vicente Gomez. No hay problema, dame un poco de tiempo (unos días) y los escaneo. Ahora después para que queden en tamaño natural los vas a tener que imprimir por partes. Ya vi tu correo en el perfil de blogger así que cuando los tenga escaneados te los mando.
Gracias por visitar el blog.
¡Salud!

vicente gomez dijo...

gracias a vos ya algun dia conseguire metal para hacer eso mientras tanto sigo tejiendo malla :P