28 enero 2012

Construcción de un Greathelm: Parte cuarta

Este yelmo se encuentra ya en las postrimerías de su creación. Hoy le coloqué los remaches a las cuatro partes principales.


Lo ideal para que el remache quede bien es que sobresalga aproximadamente 3 milímetros. De esa manera bastan con unos cuantos golpes para deformarlo y que apriete. Si sobra demasiado, el excesivo número de golpes puede hacer que el remache mueva una vez puesto, lo cual es bastante difícil de remediar.



Habiendo llegado a este punto, solamente resta realizar la parte superior, ponerla y finalmente colocarle el cuero. Si he de pintar el yelmo, cosa casi segura (y si no es éste lo será el próximo, el cual comenzaré muy pronto), mostraré el paso a paso en otra entrada independiente de esta serie.


Para realizar la parte superior se comienza dibujando por dentro del yelmo.


Luego de cortar se pasa a marcar por donde irá el doblez con un punzón de punta plana redondeada.


Y de allí al yunque donde nos esperan largas horas de trabajo. Esta pieza es la más complicada de este modelo de casco, pues requiere gran deformación para su realizado.


Hay un punto en el proceso, particularmente caótico, donde no sabemos cómo enderezar y que se nos viene a la cabeza tirar esa chatarra lo más lejos posible. Hay que superar ese punto, que puede llegar a ser recurrente.


Porque luego se comienza a visualizar la forma deseada. He requerido calentar la chapa para ablandarla. El tema es que con los sucesivos machaques la chapa se torna muy rígida (se agría), dado que la estructura interna del hierro y sus impurezas se tensiona. Para liberar esas tensiones se calienta la chapa hasta que se ponga rojo naranja y luego se deja enfriar lentamente. 


Mientras podemos aprovechar para forjarla cuando está al rojo, lo cual es muy fácil. 
Cuando la chapa se agría se puede tornar hasta quebradiza como el acero, lo cual nos podría llegar a arruinar un trabajo de varias horas. Por eso es importante ablandarla (sería el equivalente al recocido del acero).


Finalmente llegamos a la forma deseada. Varias veces en el proceso hay que ir probando sobre el yelmo para ver si encaja bien. En este caso al final me quedó unos milímetros más grande en dos zonas, lo cual producirá ondulaciones al final (nada grave).


Unas pasadas de lija y a perforar y atornillar al yelmo para darle unos golpes finales.


Mañana habrá que sacar los tornillos, lijar y remacharla al yelmo.



En estos enlaces siguientes se pueden ver las partes previas de construcción del yelmo:





6 comentarios:

Axil dijo...

¡Qué velocidad de trabajo llevas!

Amo del castillo dijo...

Eso mismo digo yo... Vamos, que pone una armería en pleno siglo XIII y se forra.

Por cierto que el doblez ese tan complicado puede realizarse de otra forma más fácil e igualmente veraz, cortándolo en forma de solapas semicirculares. No solo facilita el trabajo, sino que evita tanto martilleo.

Un saludo

Axil dijo...

Yo suelo usar un truquito para hacer los bordes vueltos, que ayuda bastante con ese tipo de pliegues: empiezas doblándolo con unos alicates, y dejas el martilleo sólo para alisarlo y dejar bien marcada la arista.

Claro, que al ritmo que vas, tampoco te hacen falta trucos para ir más rápido. :-)

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias amigos. Agradecido que que sigan mis trabajos. El próximo lo voy a hacer con las solapas semicirculares a ver qué tal queda. Y voy a comenzar doblando con alicates que no se me había ocurrido.

¡Salud!

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Daniel Herrero y llevaba varios meses interesado en este proyecto. En el verano hice un casco muy malo de chapa muy fina y unido con tornillos que después corté, la parte superior estaba unida con escuadras y en general el yelmo era muy flexible e incluso cortaba por alguna esquina, bastante decepcionante. Desde entonces no he parado de mirar en internet y en distintos libros, para enterarme bien de como vencer el reto que me suponía el proyecto ¡hasta que llegue aquí!. Este es exactamente el foro que estaba buscando, el tutorial es pletórico, una obra maestra, muy sencillo y me ha ayudado cantidad, ahora tengo las cosas claras y pienso ponerme a hacer un "Greathelm" estilo templario en cuanto llegue a mi pueblo en León. Lo único que tengo que improvisar es un yunque, pero usaré una pesa de gimnasia plana u otra superficie que me de algún vecino del pueblo me preste, carbón de antracita y la chimenea para ablandar la chapa y amoladora para cortarla, todo como en el tutorial. Nada en Youtube había sido como el tutorial, muchas gracias por subirlo.
También estoy haciendo una cota de malla y lo siguiente será hacerme una túnica de lino con motivos medievales en ella, pienso hacerme el conjunto entero a lo largo de unos años. Una vez más gracias por el foro y tutorial, me quedaré investigando por aqui....

Mariano Miguel dijo...

Muy agradecido de sus palabras, Daniel Herrero. Me alegro que le haya sido de tanta utilidad. Cualquier duda pregunte que me agrada mucho responder. Con respecto al yunque puede conseguir algún trozo de riel de vía. Yo mucho tiempo usé uno y me venía perfecto. Espero que le vaya saliendo todo bien (cuidado con la amoladora con los ojos y todo el cuerpo). La cota de malla cuesta tiempo pero el trabajo terminado es el asombro de todos los que la ven en persona. Saludos y nos mantenemos en contacto.