01 febrero 2012

Fabricación de dos yelmos medievales: Corte de chapa y comienzo de armado

Doy comienzo a la construcción de dos yelmos medievales tipo Greathelm.
A partir de la sugerencia hecha por el señor Amo del Castillo en esta entrada (ver comentarios al final), decidí pintar un yelmo como se usaba en la época. Como la decisión recayó en dos modelos principalmente, y al no decidirme sobre cuál hacer, me dispuse a iniciar la construcción de dos yelmos y listo, asunto resuelto.
Tal como aparece en el esquema anterior izquierdo (dibujo adaptado a partir de unos mostrados en el libro de Osprey "English Medieval Knigt 1200-1300"); uno será blanco y el otro rojo (sepan disculpar los trazos trémulos e infantiles del esquema, es que lo hice apurado sobre la pc).
Las guardas de bronce no las poseo todavía, lo cual me está frenando el avance. El tema es que es complicado conseguir chapas de bronce. En tal caso, si no consigo, deberé fundirlas tal vez el fin de semana.




Lo primero como siempre es la realización de los moldes y el marcado sobre la chapa (en este caso de 1,8 mm de espesor)


Y a cortar se ha dicho. Recordar siempre usar toda la protección necesaria al realizar esta tarea peligrosa (con amoladora). Para los ojos no bastan anteojos, pues las chispas vuelan arremolinadas por todas partes, para ello las antiparras son lo ideal. Auriculares para los oídos y una máscara para filtrar el polvo en suspensión dado que no queremos que los pulmones se nos llenen de partículas microscópicas de metal. Para la ropa lo mejor es un delantal de cuero y guantes. En fin, esto lo deben saber muy bien la mayoría, lo pongo para los que recién se inician.


Luego de cortar se liman los bordes y se practican los orificios posibles.


Y a comenzar a plegar. Estos yelmos, a diferencia del anterior que realicé, constan de tres partes más la superior (que más adelante mostraré cómo la haré).


Para ello exhumé un martillo de goma del fondo de un armario que ni sabía que tenía. Es ideal para deformar sin marcar la chapa.


Y hasta aquí llegué. Puse seis remaches en cada yelmo. No me detuve a pulir antes las partes porque por fortuna irán pintadas. Ahora a rebuscar las láminas de bronce (o cobre, lo que se consiga)


Para la pintura tengo pensado darle primero una o dos manos de anti óxido blanco, lijar con 360 y luego dos manos de color con pintura sintética.

En el siguiente enlace la continuación:



6 comentarios:

Axil dijo...

De dos en dos... Impresionado estoy.

Mariano Miguel dijo...

Jajaja ¡Gracias Axil!
Saludos

Amo del castillo dijo...

Si cobrase plus de productividad, se hacía de oro.

Una sugerencia para el latón de los refuerzos: Acuda vuseñoría a una tienda donde vendan o elaboren placas de las que usan médicos, abogados, etc. para anunciar sus consultas o bufetes en los portales y fachadas de las viviendas donde tienen sus negocios. Trabajan una chapa de latón que le vendría de perlas. Basta con adquirir la chapa sin que ponga ningún título.

Un saludo

Mariano Miguel dijo...

Lástima que no haya demasiados clientes para esto.

Muy acertada sugerencia, estimado.
¡Salud!

Anónimo dijo...


Historisches Museum de Berlín

http://images.bridgemanart.com/cgi-bin/bridgemanImage.cgi/400wm.HIS.3857830.7055475/384404.jpg

Una réplica (no tan bien lograda):

http://www.tienda-medieval.com/3028-6188-thickbox_default/yelmo-funcional-de-templario-laton.jpg

Mariano Miguel dijo...

Ciertamente, esa réplica la noto demasiado endeble. Gracias por las aportaciones.