02 febrero 2012

Fabricación de dos yelmos medievales: Parte superior y remachado

Ya están casi finalizados los dos yelmos medievales que comencé en esta entrada, solamente falta colocar la parte delantera de bronce y el cuero interno.


Lo primero fue colocar las partes inferiores ya unidas a la superior. Para esto hice uso de un torniquete con el fin de que las chapas encajen perfectamente (¡cuidado con estos casos donde se almacena mucha energía elástica!).


Puse los remaches posteriores porque en la parte anterior irá el adorno en bronce que no sé todavía qué forma tendrá. Acto seguido, usando la forma sugerida por Axil en este artículo y también por Amo del Castillo, marqué las dos partes superiores dándole unos dos o tres centímetros de más.


Luego las pestañas. Esos triángulos que restan son los sobrantes de material que nos impiden hacer un pliegue general sin deformar la chapa. Por eso de la forma que lo apliqué en el yelmo anterior lleva tanto tiempo y martilleo. 


Con un cincel no muy afilado se le marca todo el contorno a plegar. Esto no es determinante y puede obviarse, pero al menos le "decimos" a la chapa por dónde queremos que se pliegue.


Doblamos primero con pinzas lo más cercano posible a la zona marcada y luego al yunque a emparejar.


 Para calzar en el yelmo bastan algunos golpes con martillo de goma.


Como se ve abajo, en uno me quedaron unos "picos" que no tuve la precaución de aplastar.


Con el otro yelmo los emparejé usando una esmeril y redondeando un poco los espacios entre los picos.


El resultado me pareció óptimo y creo que en adelante este es el modelo que usaré para los demás yelmos. Si se quiere colocar esa parte superior con las solapas del lado externo, como también lo atestigua el registro histórico, habrá que hacerlas todas de la misma medida y redondearlas.


Sólo falta una lijada general antes de pintar.


A uno de los yelmos le coloqué más remaches que al otro en la parte superior, solamente por gusto. De más está decir que para sostener firmemente una de estas piezas bastan con unos cuatro remaches.


La próxima entrada ya será la que muestre la colocación de las partes de bronce y el comienzo de las pinturas.


1 comentario:

felipe arancibia dijo...

hola me gustaria saves si comtinuaras con este proyect o que ha pasado con tus trabajos actualmente gracias