09 febrero 2012

Fabricación de escudo circular

Habiendo ya realizado el umbo (ver esta entrada), toca el turno de fabricar el resto del escudo.


La madera (la cual tenía destinada a una mesita que nunca fue), mide 1,7 centímetros de espesor y el escudo 62 cm de diámetro. Lo que hice fue medir el umbo por dentro (13 centímetros) y cortar la madera con esa medida. Es por allí donde irá la mano.



A continuación, a poner capas de tela con cola de carpintería.


Es conveniente esperar unas horas entre capa y capa, aunque se puede hacer de una sola vez. En este caso tiene 4 capas de tela por fuera y dos por dentro.


Una buena población de libros es muy útil a la hora de prensar los bordes.


Luego viene la última capa externa, en este caso de cuero. En realidad, por motivos presupuestarios usé cuerina. Pero lo ideal es cuero de vaca. Le otorga una resistencia enorme. 


Las chapas deben encajar en el borde del escudo, de modo que al doblarlas le quitamos un milímetros aproximadamente. Esto hace que calcen a presión y nos sea más fácil el remachado.


Por fortuna conseguí unos remaches de 8 milímetros que viene perfecto para esto.


Hay que tomarse todo el tiempo del mundo para medir y escuadrar las piezas. Es increíble como el humano percibe las simetrías. Un remache desalineado, por más que sea por medio milímetro salta a la vista como un faro.


Habiendo colocado todos los remaches periféricos, viene la colocación del umbo. Si todo fue bien, los agujeros deberían quedar perfectamente alineados con el resto de los remaches.


Como se ve abajo, un remache se desplazó descaradamente hacia un lado. Pero no es nada grave porque son los que forman parte del umbo. Del lado externo no se percibe demasiado. En la imagen inferior también puede apreciarse un refuerzo de masilla epoxi que le puse por dentro, hasta el umbo.


Como parte final toca hacer la madera para asir el escudo.


Pintamos y asunto terminado


Resta dar una mano de pintura opaca y poner una correa de cuero para colgar el escudo a la espalda, como lo muestran los grabados de la época.
 

6 comentarios:

JOU TOWERFAT dijo...

Excelente, veo que te atreves con todo, madera, telas, cuero...un buen trabajo.

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, Jaime. Un gusto siempre que visites mi blog.

¡Saludos cordiales!

Haraldar dijo...

Que bien queda todo lo que haces, perfecto el escudo. Creo que no tendré problemas en hacer esto. ¿La madera para agarrar el escudo con qué la pusiste, con clavos?

Mariano Miguel dijo...

Gracias Haraldar. La fijé con tornillos. Más histórico sería, efectivamente, ponerle clavos. Lo que pasa es que al hacer tanta fuerza esa zona, me quise asegurar de que quede bien firme; y los tornillos sujetan mejor que los clavos. ¡Saludos!

Walala dijo...

Disculpa, pero ¿entre mas capas tenga el escudo se hace mas pesado o es solo para dar resistencia?

Mariano Miguel L. dijo...

Hola. Es para darle resistencia y cierta elasticidad al momento de recibir un golpe. La cola de carpintero mezclada con tela es una combinación perfecta para lograr eso. Pero como dices, va ganando peso y no se pueden poner demasiadas capas. Saludos cordiales!