11 marzo 2012

Fabricando una cota de malla

Cota de malla normanda, usada en la Batalla de Hastings (1066).
Crédito de la imagen: Wikipedia.
El comienzo del año laboral deja muy poco tiempo libre para forjar. Fabricar cotas de malla, debido a su tremenda lentitud, parecería imposible de lograr; pero, paradójicamente, es una tarea lenta pero que se puede interrumpir y continuar en cualquier momento (de modo que se puede hacer aunque tengamos poco tiempo). Se avanza en la construcción en cualquier rincón de la casa en una hora libre. Muchas veces justamente se tienen ratos libres, a la noche, mientras se mira algo en la tele se puede seguir con el tejido. Por otra parte, si queremos forjar debemos contar como mínimo con tres o cuatro horas libres si no queremos desperdiciar carbón o forjar defectuosamente.
También, otra ventaja de hacer cotas de malla es que se requieren muy pocos elementos y no se necesita indumentaria de protección para el trabajo. En fin, vamos a los hechos:



Lo primero que se necesitan son las anillas, para ello podemos emplear varias técnicas para su construcción.


En el siguiente video (y en la imagen superior) muestro la alternativa más común. También he visto que lo hacen con el uso de un taladro, pero prefiero la técnica manual ya que es más controlada y relativamente rápida.


Como se ve al final de enrollado, el alambre almacena bastante energía potencial, si no se saca la mano pega muy fuerte. En vez de un guante se puede calzar con una maderita que tenga un orificio por donde pasa el alambre (tenía una pero no la encontré).

Históricamente no se construían cotas de malla con anillas mayores a 1 centímetro de diámetro. El calibre del alambre más usado es de 14 o 16. Si es de 14 la cota de malla será más pesada y resistente.
Una vez hechas las anillas y cortadas, comienza el proceso de tejido. Hay varias formas de tejer la malla, la más común y fácil es la denominada 4 en 1. Hay muchísima información en la web sobre cómo construirlas, de modo que no pondré aquí ello más que nada para no duplicar información.


Por ejemplo, en los blog amigos que figuran en la lista de enlaces hay mucha información al respecto. Lo que básicamente se hace en comenzar a fabricar unidades básicas denominadas comúnmente "ranitas" ; donde cuatro anillas enlazan a una sola. Luego se unen entre sí y de esa simple manera comienza todo.


Con dos pinzas, un alicate y un trocito de madera para acomodar las anillas se logra todo.
  

Ya tengo una cofia, de modo que a partir de ahora me abocaré a la fabricación de una cota de malla corta o (Que por lo que leí se denominan byrnie, corríjanme si me confundo). Para ello se requieren aproximadamente 14 mil anillos. Bueno, ya habrá novedades, por ahora me despido.

4 comentarios:

Yllart Martinez dijo...

Ánimo con esa malla! Es un trabajo enorme, pero al final se le pilla el gusto! :-)

Mariano Miguel dijo...

¡Gracias Yllart! Vamos ver cómo me desempeño con esto.

Saludos

Anónimo dijo...

Donde puedo comprarlo?

Mariano Miguel dijo...

¿Se refiere a comprar una cota de malla?