Historia antigua y medieval. Recreacionismo histórico

Escudos lágrima y cometa: Comienzo de la construcción

Comienzo esta pequeña serie de entradas referentes a la construcción de varios escudos. Las dos formas son las que se muestran, que según la etimología moderna se podrían enmarcar dentro de los nombres escudo tipo lágrima y escudo tipo cometa. Aunque cabe aclarar que en aquellos tiempos se denominarían diferentes o simplemente escudos (como bien se discute -entre otros temas- en este apartado de Castra in Lusitania). La forma de los escudos usados en la época medieval y antigua es fue bastante variada, como puede consultarse en la web o en los blog amigos como por ejemplo el mencionado anteriormente; y los tutoriales de armado abundan, como por ejemplo el que presenta Axil en su página, el cual es bien minucioso en el paso a paso; de modo que aquí sólo me limitaré a poner lo mínimo para no duplicar información. Entonces, ¡a los hechos!

Lo primero es conseguir una madera tipo terciado. La que obtuve casi como caída del cielo es una de tres milímetros de espesor (con cuatro capas queda un escudo muy resistente). Antiguamente se construían con maderas individuales (como se discute también en el primer enlace). Esa sería la forma histórica de hacerlo. Más adelante lo probaré, mas ahora debo utilizar esta madera porque la cosa no está para el desperdicio.


Una vez cortadas las maderas pasan a ser humedecidas abundantemente con agua para ser curvadas y secadas en lo preferente al sol. Para ello tengo construido desde hace un tiempo un artilugio de madera indispensable. Es el que se aprecia en la parte inferior:

Hauberk. Modificación de cota de malla

En estas dos entradas (Cota de malla: Comienzo de HauberkCota de malla: Terminación de Hauberk) me dediqué a la construcción de mi primer hauberk. Como se ve en los comentarios de la segunda entrada, mis amigos me sugirieron que cambiase los guantes de dicho hauberk.

Yo los había hecho todos de malla, por lo que resultaba realmente incómodo a la hora de empuñar un arma, de modo que se construían con cuero por la parte interna (ver esta pintura). Al menos la gran mayoría.

Aunque todavía me quedaron ciertas dudas en lo referente a este tema pues me parece que en la Biblia de Maciejowski se ven cotas de malla completas en la mano,



es decir con anillos en la parte interna y externa. En fin, esto se puede debatir, lo cierto es que con cuero se gana mucha comodidad. Podría ser que los construían todos de anillos pero con estos más pequeños en la parte interna, no sé.
En las imágenes siguientes se aprecia el proceso de fabricación de los guantes:

Cota de malla: terminación de Hauberk


Cuando comencé la cota de malla a fines de marzo de este año no pensé que la terminaría tan pronto; pues hoy domingo 15 de abril la finalicé. Claro está que esta cota de malla no es histórica, pues todas en la antigüedad se realizaban remachadas. Pero es lo más cercano a lo histórico para mí, que por ahora no tengo pensado hacer cota remachada (en el futuro tal vez sí me anime a una).


Para redondear el tema, pues esta es la tercer entrada referente a la construcción de una cota de malla (en estos enlaces se pueden ver los dos artículos que le preceden: Fabricando una cota de malla y Cota de malla: Comienzo de Hauberk), mencionaré que la forma adecuada de cortar el anillo (que como dije no será remachado) es formando un leve solapamiento. Así se muestra en la primer imagen (superior izquierda). Luego se pueden comenzar a formar unidades básicas, como en la imagen que se sigue.

Cota de malla: comienzo de Hauberk

He comenzado la fabricación de un Hauberk de cota de malla. Los anillos tienen un diámetro interno de 1 centímetro y el alambre galvanizado de 2 milímetros de grosor.
Algo muy importante a la hora de entrelazar anillos es que hay dos posiciones de la malla, al igual que las telas. Una es la caída natural, donde los anillos se cierran. Esa es la correcta dirección de la caída. Sería el equivalente a la dirección del hilo en las telas. En la otra los anillos se abren, sería el contra hilo. En la imagen imagen inferior se aprecia esto. A la izquierda se ve la malla en dirección del "hilo" (si hacemos la analogía con las telas). Sería la dirección del pecho y la espalda. A la derecha la misma malla con los anillos abiertos, a "contra hilo".

Parte de una malla


Por otra parte, he construido un nuevo artilugio para la creación de anillos. Este es más pequeño que el otro y más versátil. En la imagen de abajo se muestra dicho ingenio.