31 octubre 2012

Espada de Bronce: Desbaste y pulido

Continuando con la idea de reactivar esto, subo unas imágenes de el proceso de creación de una espada de bronce. Lógico es que la misma sólo será útil como excibición, dado su fragilidad contra el acero.
Hace un tiempo, con la visita de unos amigos hicimos la fundición de la misma:


El vaciado lo hice en un molde de arena con un poco de aceite quemado. En esta entrada se puede ver todo el proceso de creación de esta espada.



Lo primero fue el desbaste de la pieza hasta rectificarle los planos. Como el bronce se deja trabajar tan fácilmente (al contrario que el acero, que es muy difícil), el procedimiento es de lo más llevadero.



La acanaladura también resultó ser cosa relativamente fácil (no tanto). La hice con esta amoladora de banco, con la de mano y con el minitorno.
Recordemos que el bronce no se puede forjar, de modo que el canal se debe hacer o bien ya desde el mismo molde o por desbaste. Justamente, el molde debería haber sido en tres dimensiones para que la espada saliese con más forma que ésta. De esa manera nos evitamos varias horas de desbaste.


Finalmente viene el pulido, cosa que aborrezco de manera increíble. 
 

Sólo llegué hasta lija número 360, aunque el resultado no fue malo. Y he aquí el trabajo finalizado.
Falta ahora la difícil tarea de elegir la forma del pomo y la guarda, los cuales tengo intención de hacerlos de bronce también. Aunque no me desagradaría realizarlos de hierro. Tengo que pensar.




Hasta aquí llegué, supongo que mi intención de reactivar el blog dio al menos algo de resultado con estas dos últimas entradas. 


8 comentarios:

Amo del castillo dijo...

Celebro que su musa también haya retornado, Sr. Mariano.

Un saludo

Mariano Miguel dijo...

Me alegro verlo por aquí, estimado señor.

Y sí, estuve exhumando las herramientas y demás bártulos de los cajones para reanudar mis tareas de herrería en este mes cuyo nacimiento es inminente.

¡Saludos cordiales!

Axil dijo...

¡Una maravillosa colada de bronce, la que habéis realizado! No tengo palabras, la envidia me pasma.

¿Vas a seguir la línea de una espada griega, por ventura? (Me enamoré de las espadas de bronce del museo de Atenas, hace unos años) Es históricamente correcto para el material, y no tienes que exagerar con la acanaladura.

Mariano Miguel dijo...

Muy agradecido de tus palabras, Axil, me alegro que te haya gustado.
No conozco mucho de espadas griegas pero creo que iré por ese camino. Voy a investigar. Lo que sé es que prácticamente carecían de guarda ¿no?
¡Saludos!

Luis Armando (El Longobardo) dijo...

waw!! eso es mucho trabajo!!! pero sin duda esta quedando genial!! :D auguro mucho exito en este proyecto :D

Mariano Miguel dijo...

Muchas Gracias Luis. Me alegro que te haya gustado y por que pases por estos pagos. ¡Saludos!

Matias Montalto dijo...

Otro estupendo trabajo como ya nos tienes acostumbrado! me intriga el molde. Que cantidad y tipo de aceite has usado y como lograste darle la forma de espada?

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias Matías. Ese molde lo hice simplemente con arena humedecida con aceite quemado. EL molde era con la forma de la espada en bruto, luego la trabajé por desbaste. El bronce se trabaja muy bien con las limas y demás. El único inconveniente es que no hace chispas y no se ve dónde van a parar las partículas si se usa la amoladora de banco o la otra. Por eso hay que estar muy bien protegido principalmente los ojos y las vías respiratorias. Una mejor composición de arena es 90 % de arena tamizada, 10 % de arcilla tipo bentonita y humedecido con agua o aceite fino. ¡Saludos!