10 enero 2013

Espada falcata: Terminación

Con esta entrada doy por finalizada la espada falcata que comencé este día: Forja de falcata: Primera parte. No fueron demasiados los cambios que le hice a partir de ese diagrama inicial, solamente opté por ponerle todo bronce en la empuñadura.


Estas piezas de bronce las fundí usando la técnica que describo en esta entrada


Dichas piezas se deben cortar y presentar donde irán definitivamente. Enseguida comienza la ardua tarea de desbaste. Particularmente me representa una verdadera calamidad.



Se perforan los orificios en el bronce. Hay que tener mucho cuidado puesto que la empuñadura de la espada está templada y rompe las mechas a la menor palanca.


 Y la cosa va tomando forma con el correr de las horas.


Algo importante (que digo importante, importantísimo) a la hora de desbastar el bronce o cualquier otro metal es la protección. Si se usa amoladora y otras maquinarias infernales toda protección es poca: Anteojos y máscara para el rostro, sombrero o algo similar para cubrir la cabeza y máscara para los polvillos. También es conveniente protección para los oídos. El principal problema del bronce es que no produce chispa al desbastar, por lo que no vemos para donde van las impurezas


En el siguiente video se resume todo el proceso final de la falcata.


En las imágenes de abajo se aprecian los tornillos provisorios que se han de colocar para sujetar los componentes del mango y pegar.


En estas imágenes ya vemos las piezas pulidas hasta un grano de 180. No se debe pulir más porque cuando pongamos los remaches golpearemos también las piezas y habrá que desbastar un poco


Los remaches los fabriqué a partir de una varillas de bronce de las que se usan para fundición. Este bronce es bastante duro pero basta calentarlo en la llama hasta casi ponerlo al rojo y sumergirlo de golpe en agua. Esto, contrariamente a lo que le ocurre al acero, ablanda un poco el bronce. Luego de remachar y pulir hasta un grano 600 todas las piezas y la hoja, quedó lo que a continuación se aprecia:


Solamente resta terminar de pulir un poco y listo. Con el atuendo de caballero luce bastante intimidatoria.


 Las dimensiones de la espada son: 40 centímetros de hoja y 54 centímetros en total. El peso es 1310 gramos.


 El centro de gravedad se encentra a 1 centímetro de la guarda


La próxima que haga tendrá madera en la empuñadura, tal vez incluso una combinación de madera y bronce no quedaría nada mal.


Cualquier consulta estaré aquí mismo.

15 comentarios:

Axil dijo...

Realmente impresionante. Me llena de envidia el poder hacer una colada de bronce, y además después del desbaste te ha quedado de lujo.
¿No te da más problemas taladrar el bronce que el acero? Las pocas veces que lo he hecho, al ser tan blando, atrapaba la broca y se me partía con mucha más facilidad que en acero (donde simplemente se me desafilan porque pierdo la paciencia y le doy demasiadas revoluciones)

Mariano Miguel dijo...

Hola estimado Axil. ¡Muchas gracias! Es cierto que el bronce se empasta más. Justamente compré dos mechas de widia (que bien caras que son) y en el primer agujero una se me trabó y se me partió (¡qué maldita!) Yo se lo atribuí al acero pero seguro fue empaste con el bronce.
¡Animate a hacer esa colada que está muy buena la experiencia!

Saludos

Amo del castillo dijo...

Sr. Mariano, me descubro ante vuecé. Le ha quedado digna de Viriato, qué carajo. Absolutamente fastuosa. Más de un ciudadano querría verse honrado por ser decapitado con un arma así.

Mis congratulaciones. Ya sólo le queda el soliferrum para que haga pareja con la falcata, jejeje...

Un saludo

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias estimado y bien querido Amo del Castillo. Reconozco que hube de buscar lo que es un soliferrum, dado que lo ignoraba lisa y llanamente. Ahora que estoy de vuelta embalado puedo emprender alguna de esas armas no tan conocidas, al menos por mí :(

¡Saludos!

JOU TOWERFAT dijo...

Preciosa, muy bonita. Excelente trabajo maestro.

Mariano Miguel dijo...

¡Me alegro que te haya gustado, estimado Jaime! Ahora estoy haciéndole la funda y voy a intentar el cosido como las tuyas que muestras en tu blog.
¡Buen día!

Yllart Martinez dijo...

Ha quedado estupenda! Que buena mano .-)

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, Yllart. Qué bueno que te haya agradado.
¡Saludos y gracias por leer y comentar!

JOU TOWERFAT dijo...

Estupendo, ya tengo ganas de verla..recuerda que si la haces con dos planchas de cuero grueso pega primero un cuero de ante o similar, ajustará mejor y deslizará sin rayarla..un saludo.

Mariano Miguel dijo...

Recién estuve haciendo esa parte, Jaime. (Qué suerte que leí tu mensaje a tiempo porque ya me olvidaba de eso). No tenía un cuero fino, lo que hice fue lustrar la parte rugosa. Quedó bastante suave. Gracias por el valioso aporte. Saludos.

Ismael dijo...

Felicitaciones, realmente impresionante, bueno no hay mucho más que decir, gran trabajo.

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, estimado Ismael. Me alegro que te haya gustado.
¡Saludos y buen comienzo de semana!

Anónimo dijo...

Algunos apuntes sobre la falcata:

.- Estaban forjadas a calda:

UNA FALCATA DAMASQUINADA PROCEDENTE DE LA PLANA DE UTIEL
(VALENCIA): ESTUDIO TIPOLÓGICO, TECNOLÓGICO Y RESTAURACIÓN

rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/5880/1/Lucentum_17-18_07.pdf

.- Existían varios tipos de acanaladuras:( y nervaduras),

LAS ACANALADURAS EN LAS HOJAS DE FALCATAS IBÉRICAS

www.uam.es/otros/cupauam/pdf/Cupauam15/1509.pdf

.- Tienen DOS filos:

(...) Este arma de hoja curva, con la parte central más estrecha que la zona de la punta, es de hoja asimétrica y cambiante, dorso convexo de una sola curva, a cuya mitad aparece el filo, siendo éste igual al contrario ya en la zona de la punta, mientras que el filo principal es continuo, con forma convexa hacia la punta y cóncava en la empuñadura, muchas de ellas poseen una nervadura central en ambas caras de la hoja, con sendas acanaladuras a ambos lados de la misma.(...), citado de "Los mercenarios españoles de Hannibal (siglo III a.C.".

También,
http://miniaturasmilitaresalfonscanovas.blogspot.com.es/2012/05/los-mercenarios-espanoles-de-hannibal.html

Anónimo dijo...

Otras armas celt-íberas:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/74/Falcata_ibera_y_Soliferreum_%28Museo_de_Prehistoria_de_Valencia%29.JPG

Al lado de la falcata, el soliferreum, una lanza completamente de hierro, de gran poder de penetración.

También hay que citar a la terrible "falárica", pilum ibérica, la lanza íbera con punta de 90 cm de metal, que se arrojaba ardiendo.

Nota: Por cierto, lo que más temían los romanos no era la falcata, que también, sino el " gladius hispaniensis", que al final fue el arma básica de la legión.


(...)En consecuencia, el prototipo del gladius hispaniensis es una espada celtibérica cuyo origen remoto no está en los tipos característicos de Iberia en los ss. V-IV a.C., sino en la espada de La Tène I celta modificada sustancialmente de acuerdo con los gustos locales desde el fin del s. IV a.C. en la Meseta y Sureste peninsular.(...)

Fernando Quesada Sanz:

"Gladius hispaniensis: an archaeological view from Iberia".

http://img65.imageshack.us/img65/5991/espadasrepublicanasub4.jpg

Nota: F.Q.S., es un excelente divulgador:

http://www.ffil.uam.es/equus/warmas/online/online.html

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias por los aportes. Ya los leeré con detenimiento.
¡Saludos!