23 febrero 2013

Forjando un cuchillo vikingo

Mostraré en esta entrada cómo forjar un cuchillo vikingo. El acero procede de una lima gastada y resulta muy práctica para realizar cuchillos de todo tipo. Este estilo de cuchillo podría ajustarse también a modelos celtas o incluso romanos (al menos eso es lo que leí por algún foro).
Estos cuchillos se forjaban generalmente a partir de espadas quebradas, para aprovechar el acero y más bien eran herramientas de uso cotidiano y no para llevar a la batalla.

lima para cuchillo
Trozo de lima vieja para hacer el cuchillo
Bueno, para empezar, se forja la espiga estirándola hasta unos 20 o 25 centímetros:

forja de cuchillo
Comienzo de la forja

Para que no se forme un pliegue, hay que ir golpeando alternadamente el perfil y las caras de la espiga. Porque si se golpea demasiado contemplar las caras será muy difícil sacar ese pliegue que se formará.

espiga de cuchillo por forja

Una vez lograda la longitud deseada de la espiga (hay que calcular que se doblará sobre sí misma), se procederá a torcionar un par de vueltas la naciente de la misma:

torcionado de espiga de cuchillo
Torcionando la espiga
Al ser de tan poco espesor bastarán dos pinzas para realizar las torciones. De otra manera, si el grosor del hierro es mayor, se requerirá de la morsa.
Luego de esto se podrá doblar la espiga dándole una espiral pequeña en el final y algunas curvas. 

Emparejado del lomo
A partir de aquí ya es cosa común a todos los cuchillos: se empareja el lomo y se bajan los filos.

Haciendo los filos por forja
Como yo he templado ya muchas limas de este tipo puedo bajar los finos mucho sin temor a que el acero se comporte de manera imprevista. En este caso, para minimizar el trabajo de la esmeril, los dejé de casi medio milímetro. Si fuese un acero desconocido, lo mejor es dejarle bastante grueso el filo.
Una vez completada la tarea del forjado viene el templado. Este paso siempre es delicado porque es la parte en que el acero recibe un choque de temperaturas muy duro, pasa de estar a 850ºC aproximadamente y desciende bruscamente a los 25ºC.


Lo recomendado es hacerle un par de normalizados antes del temple. Para ello se lleva la pieza al punto de desmagnetización y se la deja enfriar en aire. Si no se dobla está a punto para templar. En el caso de las limas, sin embargo, es muy raro que se doblen.
Luego del temple el acero queda muy duro y quebradizo, lo que requiere de un revenido. Aquí simplemente lo hice sobre las brazas (con el soplador apagado) estando atento al color que va tomando el acero y comparándolo con la tabla de colores. No debe llegar al azul.
A continuación dejo un video que resume el proceso de la forja:


De aquí en adelante viene el desbaste y el pulido hasta grano 360. El resultado es el que se ve a continuación:

cuchillo vikingo finalizado

El cuchillo resultó en una longitud total de 27 centímetros 


El ancho del lomo en la parte mayor es de 7 milímetros y la hoja mide 15 centímetros. 

cuchillo vikingo

El peso es de 322 gramos. Cualquier pregunta o sugerencia será bienvenida. Entretanto voy a pulir un poco más la pieza.

17 comentarios:

Luis Armando (El Longobardo) dijo...

Me encanta!! :D en especial el torcido que le diste en el agarre!! :D excelente trabajo maese Mariano

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, estimado amigo Luis. Me alegro que te haya gustado. ¡Saludos!

Anónimo dijo...

Le adjunto una tabla de colores de incandescencia de los aceros, aprox. (ya que hay muchos tipos).

http://img338.imageshack.us/img338/1205/img2395tm4.jpg

En cuanto a la forja para ese tipo de acero con alto contenido en carbono y aleación (limas) se recomienda en las prescripciones de las acererías una temperatura al comenzar de 1050º (un amarillo claro)y al acabar de 900º (rojo bien claro tirando a amarillento).

Además para el tipo de acero "rápido" para evitar grietas se inicia el calentamiento en la forja lentamente hasta los 700º (rojo oscuro) y luego rápido hasta 1050º
, sin sobrepasar, nunca deben aparecer batiduras ni escamas (recalentamiento)ni muchísimo menos chispas (requemado e inutilización del acero).

Las tablas de colores tienen el problema de la subjetividad, el pirómetro no engaña.

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias por los aportes, estimado señor anónimo. En particular siempre preferí la tabla de colores y a lo sumo un imán, no el pirómetro.
¡Saludos cordiales!

Anónimo dijo...

Ud. dice al final del revenido que "no debe llegar al azul".

Eso me parece poco concreto. Supongo que debería depender del nivel de dureza que quiera dejar al metal.

http://www.mimecanicapopular.com/verherr.php?n=51

El artículo (simple y con errores), en la tabla final indica los colores orientativos y da una idea más explicativa, dependiendo del uso que le demos al acero.

Hombre, se podrían poner tratados más tochazos, perdón, extensos,académicos, ... pero no es esa la intención cuando se tratan de aficiones, no carreras.

Mariano Miguel dijo...

Claro que es poco concreto, estimado señor anónimo; pero al menos es, desde cierto punto de vista orientativo y sin pérdida de generalidad, una cota máxima.
En general, todos los revenidos que tienen por finalidad liberar tensiones no deben sobrepasar los 300ºC aproximadamente. A esa temperatura el acero se torna azulado:

https://lh3.googleusercontent.com/-g89e4neY7Ns/URz7z2WuCcI/AAAAAAAADsg/ucZfykUJFH4/s579/2sacvg0.jpg

Si nos pasamos, lo más probable es que destemplemos la pieza. Por eso puse no que debería llegar al azul.
Claro que si queremos lograr cierta perfección deberíamos realizar probetas para ensayar temples y revenidos, tener un durómetro y un pirómetro y todos esos accesorios, pero no es mi intención. Yo prefiero el ensayo y error. Justamente, como usted dice, hay infinidad de tratados muy científicos referentes al templado del acero que se pueden consultar.
Saludos cordiales

valentin dijo...

increíble este cuchillo quiero una sigue asi!

Mariano Miguel dijo...

Gracias Valentín.
Saludos cordiales y ¡a empezar a forjar!

leonardo dijo...

hola maestro .
disculpa una preguntita
tenes idea donde puedo conseguir carbon de coque en buenos aires?

Mariano Miguel dijo...

Hola Leonardo. Donde vivo, en el norte de Buenos Aires, lo trae un particular en pequeñas cantidades desde San Nicolás de los Arroyos. Debe provenir de las siderurgias que hay allá. Recién puse en google "venta de carbón coque en buenos aires" y salieron varias empresas que lo venden, no sé si estarás lejos de esas direcciones. ¡Saludos! (Si averiguo algo más pongo otro mensaje.)

Anónimo dijo...

Me encato el cuchillo maese mariano soy nuevo en esto de la forja y quisiera saber a cuantos grados se tiene que calentar para llegar a el punto de desmagnetización.
saludos desde Perú

Mariano Miguel L. dijo...

Hola estimado. Ante todo muchas gracias. La temperatura de temple depende del tipo de acero, pero por regla general es en torno a los 850ºC. ¡Saludos cordiales y suerte con los proyectos de forja!

Leandro River dijo...

me gusto mucho el cuchillo desde el principio a fin.Pero te tengo una pregunta despues de terminar todo como haces para que no se te oxide el cuchllo ya terminado?.Desde ya gracias y saludos

Mariano Miguel L. dijo...

Hola Leandro. Ante todo muchas gracias. El tema del óxido es el gran problema de los aceros comunes. Hay muchas técnicas para evitarlo pero no son definitivas. En general este tipo de cuchillos se ennegrecen con el uso y se manchan. Es inevitable. Para protegerlos, después del uso se los puede limpiar con grasa de vaca o de cerdo y dejarlo así hasta el próximo uso. Otro método es pavonarlo, pero queda negro. Saludos!

Jean Pierre Aguilera Cartes dijo...

Buenas, saludos desde chile maestro mariano, me decidí a realizar mi segundo cuchillo y seguí los pasos y el instinto, resulta que a la hora del revenido el cuchillo se puso un celeste, no paso a azul oscuro, y temí que quedaría blando, lo golpe contra sobrantes de la pieza de donde lo saque y el cuchillo no se mello, rayo ni fracturo quedo muy duro pero no tiene tanta flexibilidad, ¿¿sera un problema el color azul claro y que le falte flexibilidad??

Mariano Miguel L. dijo...

Hola Jean Pierre. Ante todo gracias por pasar por mi página. Es normal que en el revenido la pieza cambie de color, y se torne naranja o azul. Porque a los 200 o 250 grados de revenido eso le ocurre al acero. Yo ahora lo usaría así, más si tomó buena dureza en el temple. Si no está flexible quizás le faltó revenido o la temperatura de temple fue muy alta. Lo que normalmente se puede hacer es tomar una pieza del mismo acero y someterlo a pruebas de temple y revenido para ver cuál es el punto deseado. Después torsionar y quebrar esa muestra o testigo o someterla a otras pruebas. Pero eso quizás para el próximo cuchillo, a ese lo usaría a ver qué tal se comporta. Lo peor que le puede pasar es quebrarse al someterlo a esfuerzo, y eso no sería muy lindo pero siempre se pueden forjar más. ¡Saludos cordiales!

José Díaz dijo...


José Edgardo

Muy buen trabajo y muy didactico. Quiero preguntar si con la hoja de elastico se puede hacer, y a cuanto hay que cortarla es decir que longitud, cuanto mide el acero de largo al comenzar a trabajar. Gracias