26 febrero 2013

Recreación de botas medievales

Ha llegado el turno de recrear las botas medievales. Después de practicar bastante con el uso del cuero le llegó el turno al calzado. Para hacerlas me basé en mucha información que está disponible en la web, en particular este enlace de Axil es imprescindible para entender el procedimiento y la manufactura. De allí partí rumbo otras páginas recomendadas y ésta de Mark Carlson es fundamental, pues posee gran variedad de calzados medievales.
Como hay tantos modelos, decidí hacer dos, una es la que mostraré en esta entrada y se podría asemejar bastante a la siguiente que aparece en una de las ilustraciones de la Biblia de Maciejowski:


Como siempre partimos de los moldes de cartulina previamente habiéndonos tomado las medidas de los pies. Aunque sea tedioso conviene realizar el modelo casi completo en cartulina para ver cómo calza (al menos yo lo necesito porque no tengo nada de experiencia en hacer calzados)


Recién de allí se pasa al cuero. Para la suela usé falda y para el resto de la bota vaqueta.


Todo el perímetro del pie más una solapa de 1 centímetro es la que deberá poseer la pieza de la imagen superior izquierda. Muchos de los calzados medievales terminaban en punta, así los hice en este caso.


Pero tras realizar las suelas advertí que me había pasado un poco con sus medidas, abajo se este primer par de botas comenzadas y las otras, cuya suela tiene el tamaño exacto del pie, ni más ni menos.


Una vez que poseemos todas las piezas se comienza con las perforaciones. La suela debe ser perforada desde el lado interno en ángulo de 45º hacia el perfil, sin perforar hasta el otro extremo que será el que apoya en el suelo.

Para perforar usé la tecnología de un minitorno (¡válgame Dios, que blasfemia!). Ante una mecha para acero el cuero no se puede resistir. De ahí en más viene la tarea de costura:


Tan linda queda así pero no le durará mucho, pues viene la difícil tarea de invertirla lo cual la deforma de manera calamitosa.


En el artículo de Axil hay un enlace a un video donde se aprecia cómo invertir la bota. Parece sencillo pero a mí me llevó como media hora por calzado (¡y fueron 4!) aunque al último le pesqué la maña y lo hice bastante rápido.


Por lo que vi, parece ser que se requiere comenzar desde la punta, a mí me fue imposible y lo hice desde el talón. Para realizar este proceder el cuero tiene que estar empapado de agua.
Una vez invertido y con los dedos mochos de tanto esfuerzo se acomoda más o menos como mejor se pueda y se dejan secar hasta el día siguiente.

Cuando se secan adquieren una dureza desmesurada pero igual hay que trabajarlas para continuar con la caña de la bota. Para ello se marca el perímetro superior y se perforan igual número de orificios en el calzado y en el cuero destinado a la caña:

A la caña de la bota se le puede realizar un doblez en la 
parte superior como se aprecia en esta imagen. Se lo 
humedece para trabajarlo mejor.
Esta parte de la bota se medirá de acuerdo a lo que vayamos a llevar debajo. En el caso de la vestimenta medieval generalmente llevaba una calza por debajo, por lo que las medidas las adapté a tal espesor.

Medidas de la caña de la bota
También se le coserá una lengua por el lado interno para que los cordones de cuero no toquen la calza:


Terminando el proceso, cosemos todo el perímetro de la caña con dos agujas y perforamos las hendiduras por donde pasará el cordón de cuero. Tenía ya unos cortados un poco gruesos, los cuales quedaron a mi agrado. De todas maneras, pueden llevar unos más finos; supongo que dependerá del gusto de cada cual.


Ya terminadas, se pueden teñir y todo lo demás. Abajo el trabajo finalizado:


Sinceramente, no pensaba que quedarían tan cómodas. Con ellas podría caminar mis 20 kilómetros diarios que suelo hacer en las temporadas invernales.


Por dentro le coloqué una plantilla de algodón.


Y cuando tenga un rato libre las teñiré también por dentro, para uniformar el color en todos sus sectores.


Cualquier sugerencia o duda será bienvenida y respondida a la brevedad. Mientras tanto, voy a caminar un poco con mis nuevas botas y tal vez vaya al centro comercial del pueblo para ser la envidia de todos los parroquianos. A las otras que estoy haciendo posiblemente les ponga algunas hebillas como quizás este modelo o similar. O algún otro modelo quizás con menos hebillas (escucho sugerencias).

19 comentarios:

Luis Armando (El Longobardo) dijo...

Soy el primero en comentar!! :D oye excelente Mariano!!!... Me quede con la boca abierta!!! que tal se sienten al caminar?? :D

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, maese Luis. La verdad que al hacerlas no pensaba que me quedarían tan cómodas. Supongo que si camino mucho me saldrán algunas ampollas hasta que se adapte el cuero, pero son bien cómodas. ¡Saludos!

Axil dijo...

Impresionante

Mariano Miguel dijo...

¡Muchas gracias, estimado Axil!
Salud

Anónimo dijo...

Si introduce en google

-- Guide to making replica Viking turnshoes. Page 1. - Aidan Campbe -

aparece un pdf que le indica como hacer una réplica del mocasín vikingo, por el método del "turnshoe", que es la técnica que ha usado en el post.

Lo mejor del pdf es el cronograma que indica los distintos períodos en que aparecieron según que tipo de zapatos.

Los suyos parecen ser un "side lace boot" , del siglo XII.

Los que ud. dice de hebillas, son los "latchet shoe" del siglo xv.

A mí los que me gustan son los vikingos "side toggle fastener del siglo X.

Si pone en google:

Shoes and Boots - Olvik Thing

aparecerá un pdf sobre zapatos y botas de la época vikinga. La curiosidad es que descubrirá que los zapatos / botas también tenían adornos, que no eran sólo cuero.

Si habían apliques y adornos en las botas vikingas también las había en las medievales.

Mariano Miguel dijo...

Gracias por los datos, estimado señor Anónimo.
Sí, seguramente a las otras les pondré hebillas y ahora que lo leo tal vez algún adorno (voy a mirar los pdf que me comenta).
Si les pongo hebillas serán entonces botas del siglo XV (un poco más allá del límite superior de mis siglos de preferencia)
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Más curiosidades:

Las botas llevaban clavos:

http://www.viking-shield.com/content/images/thumbs/0000710_viking_boots.jpeg

Los vikingos llevaban calcetines:

http://www.vikingsonline.org.uk/resources/authenticity/basickit/basickit10.html

y cuando no, paja, heno.

Anónimo dijo...

También me gustan estas:

Botas de caballería normanda siglo XI:

http://www.kingofswords.co.nz/img/items/Clothing/Shoes---Boots_959_hilt.jpg

Manufacture Of Front Seamed Shoes:

http://www.vikingsonline.org.uk/resources/authenticity/basickit/basickit15.html#frontseam


Mariano Miguel dijo...

Muy buenos e interesantes aportes, estimado.
Salud

JOU TOWERFAT dijo...

Buen trabajo amigo Mariano, son preciosas, un saludo.

Amo del castillo dijo...

Cada día me sorprende más vuecé, Sr. Mariano... Armero, herrero, y ahora zapatero. Bueno, y alfayate, qué carajo. Ya solo le queda meterse a obispo, jejeje...

Por cierto que, según tengo entendido, en esa época se fabricaba el calzado de forma que no había derecho ni izquierdo. O, al menos, determinado tipo de calzado.

Ah, y enhorabuena por sus ya más de 100.000 páginas vistas. Ya sabe, a por el cuento de visitas.

Un saludo

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, amigo Jaime. ¡Saludos cordiales y buen domingo! Vamos a ver con qué nos sorprendes en tu blog.

Mariano Miguel dijo...

Por suerte a obispo ya no puedo llegar, estimado señor Amo del Castillo. Pero las tareas de zapatero debo admitir que me gustaron.
¿De modo que en el medioevo se ahorraban la difícil tarea de invertir el calzado? Es la parte más odiosa. Ahora estoy detenido con las otras porque no sé si ponerle las famosas hebillas. Si lo hago serán del siglo XV y no cuadrarán con nada de lo que tengo.
Sí, estuve viendo que llegué a esa redonda cifra.
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Una técnica útil, a añadir.

FELT LINERS.

http://www.youtube.com/watch?v=8RpcJwyAZTI

El fieltro o la felpa es una técnica milenaria, del neolítico, y muy útil cuando se trata de protección contra el frío. Observe el par de botas finales realizadas con fieltro, sólo les falta poner un par de suelas. no?.

Mariano Miguel dijo...

Casualmente anoche terminé las otras botas. Sólo le falta oscurecer el cuero y después subiré el resultado. Gracias por el aporte.
Saludos

Anónimo dijo...

Si ha dejado suficiente espacio para el forro, puede añadirle algo como esto:

http://s7d5.scene7.com/is/image/ColumbiaSportswear/NM8556_010_f?$sorel_liner_full$&defaultImage=sorel_unavailable

para el frío del invierno. Es lavable, transpirable y aislante, qué más quiere?.

Lo siento, por la época todavía no existía el GORE-TEX.


Nota: FELT LINER, quiere decir, forro, recubrimiento de fieltro.

Es plausible que el fieltro fuera usado por los habitantes de centroeuropa, países escandinavos, o los pueblos de las estepas rusas.

Mariano Miguel dijo...

No, internamente sólo ha quedado espacio para las calzas. Otra que haga podría ponerle piel por dentro para el frío. Me ha sorprendido lo cómodas que son.
Saludos

Daniela Irod dijo...

Buenas, vendes alguna bota ?

Mariano Miguel L. dijo...

Hola. No hago para la venta. ¡Saludos!