26 mayo 2013

El nacimiento de las Universidades en la Edad Media

Expondré en estas siguientes líneas las ideas generales sobre el nacimiento de las Universidades en el Medioevo. Si bien este período de nuestra historia se caracterizó por una marcada escasez en el mundo de las ideas, hubo quienes intentaron hacer prevalecer la razón, y lo lograron. 
Entonces, y a pesar de que la mayor parte de Europa en la Edad Media se encontraba en crisis durante las cruzadas, fue una época de cierto crecimiento intelectual que estuvo latente casi en todo momento. Y si bien no es comparable justamente con el “despertar” del Renacimiento, sí es al menos un período destacable en las disciplinas agrupadas bajo el nombre de Trivio, que reunía a la Gramática, la Retórica y la Dialéctica; y el Cuatrivio, que comprendía la Aritmética, la Geometría, la Astronomía y la Música. Los dos centros de poder más relevantes durante la época fueron el papado y la aristocracia. En la mayor parte de Europa, los monasterios y las diversas órdenes religiosas y militares también jugaron un rol fundamental. Fueron hostal para el viajero cansado, donadores de medicamentos para los enfermos, creadores de centros de educación y hasta banco de depósito en ocasiones. 


Durante el siglo XII, mientras viajar por el territorio europeo se hacía mucho más seguro, grupos de personas de todas las edades podían desplazarse de un centro de enseñanza a otro con relativa seguridad. Así que prontamente se formó una alianza llamada "Universitas" y de la cual se deriva la palabra actual Universidad. La palabra universitas en esa época sólo se aplicaba a la alianza escolástica (o de gremios), o sea, a las corporaciones de estudiantes y maestros.

Existieron dos tipos de alianzas: Una formada por los gremios de alumnos como el de la Universidad de Bolonia (Fundada en 1088) y otros gremios formados por instructores como es el caso de la Universidad de París
La Universidad de Bolonia, la cual fue renovada como un centro de excelencia en leyes, fue gobernada por un grupo de estudiantes que contrataba instructores, los cuales establecían rígidas normas a éstos, como por ejemplo, si el profesor llegaba un minuto tarde para las clases, o si iba más allá de la hora de terminación de la clase, o si saltaba un tema importante, era multado por los estudiantes por dichas situaciones.


La segunda de estas universidades o “alianzas”, fue la Universidad de París, que, por su parte, se rigió de forma diferente, y más tarde se convirtió en un modelo a seguir por otras universidades. Si Bolonia fue reconocida por su excelencia en leyes, en París lo fue la teología. A diferencia de la Cofradía de los Estudiantes de Bolonia, la gestión en París se encontraba en manos un gremio de maestros y al estar estos asociados a la iglesia, también fueron pagados por ella. Desde un pequeño centro de aprendizaje situado en una isla en el Siena, París se convirtió rápidamente en una institución educacional de primera clase en Europa.
La  primera escuela de medicina fue la “Scuola Medica Salernitana”, fundada en Salerno. Gran parte del conocimiento médico se extraía o basaba en textos médicos árabes algunos de los cuales eran originales y algunas otras traducciones de físicos griegos reconocidos. 


En España, la Universidad de Palencia fue instaurada por el rey Alfonso VIII a petición del obispo Tello Téllez de Meneses y fue la primera universidad existente en territorio español. La universidad de Palencia fue el modelo sobre el cual se basó en sus pilares y creación la Universidad de Salamanca
El estudio comenzó a prosperar en Palencia y hombres notables por sus conocimientos y virtudes en el ámbito de las ciencias y artes comenzaron a venir hacia sus escuelas, entre ellos el Santo Julián de Cuenca, Santo Domingo y San Pedro González Telmo. De este capítulo histórico, como también de la ciudad que acogió la primera Universidad de España, nace el adagio que reza: “En Palencia, armas y ciencia”. Infortunadamente la Universidad de Palencia se debilitó a finales del siglo XIII, tomando la Universidad de Salamanca el relevo, cuando el rey Alfonso IX de León cogió la escuela más eminente del Reino de León para que le sirviera de base en el año 1218 para fundar la escuela catedralicia de Salamanca, la cual se encontraba vinculada a la Iglesia, y la primera en recibir el título formal de “Universidad” en 1254 por el Rey Alfonso X y reconocido por el papa Alexander IV en el año de 1255.


Un capítulo aparte merecería el tema de la escolástica (ciencia de las escuelas), pues lo religioso fue lo más preponderante en toda la Edad Media. Por ello, la Teología fue el centro de partida de todos los estudios en las demás disciplinas. Más aún cuando en toda Europa, por medio de la influencia de los árabes, se "descubrió" la filosofía aristotélica. De modo que la escolástica fue adoptada por toda la cristiandad llegando a su cúspide por grandes pensadores de la época como San Alberto Magno, filósofo teutón y docente de Teología en la Universidad de París y por Santo Tomás de Aquino, quien fue una de las figuras más destacadas de la Edad Media.
Hasta aquí este breve compendio. Cualquier aclaración, duda o sugerencia será, como se acostumbra, atendida a la brevedad más absoluta.

No hay comentarios: