25 mayo 2013

Spangenhelm de hierro y bronce, continuación

En este tutorial mostraré cómo colocar los laterales de cuero del spangenhelm que comencé en esta antrada y que luego seguí en esta otra, con la fundición de las piezas de bronce que llevará. He tardado más de lo esperado porque el modelo que elegí, que combinará bronce, cuero e hierro, es bastante rebuscado en su construcción y requiere del desbaste y pulido de muchas piezas de bronce.
Incluso hoy, cuando comencé el trabajo, pensé que podría terminar las tres piezas de esta noble aleación pero sólo pude terminar una, el protector nasal. Por otra parte, tenía pensado teñir de negro los cuatro laterales de cuero pero al ver el contraste con el bronce y con el negro del pavonado del hierro, creo que solamente lo oscureceré someramente con betún de judea y a otra cosa. Luego restará colocar la cimera, la banda lateral y la guarnición para dar por terminada la pieza, pero eso será en otra entrada que quizás sobrevenga entre semana.

Desbaste, pulido y colocación del protector nasal
Por fortuna el desbaste del bronce es una tarea bastante grata dado que esta aleación es mucho más dúctil que el acero. Aunque, dado que no produce chispas, es bastante peligroso al no ver para dónde van volando las partículas mecanizadas, de modo que hay que extremar las medidas de seguridad para no aspirar las mismas y para que no entren en los ojos.

Piezas de bronce en bruto para el spangenhelm
Por lo que se debe contar con gafas protectoras, máscara para polvillo y en lo posible tener la cabeza cubierta. Si se puede y se cuenta con lugar, este trabajo se ha de realizar en espacio al aire libre, analizando para dónde va el viento y colocarse como corresponde.

Protector nasal siendo desbastado
Se comienza con un grano grueso, por ejemplo Nº50 y se va empequeñeciendo hasta lija 360 o mayor. Luego se puede pasar pasta de pulir y esas cosas que no me atraen tanto.


Particularmente no me gustan las cosas demasiado pulidas (ni cuchillos, ni espadas ni nada de metal); de modo que es raro que pase del grano 360 pero es cuestión de gustos. Una parte importante es la perforación del bronce. El mismo suele empastar la mecha y trabar con lo que es conveniente trabajar con bajas revoluciones y agregando algún aceite fino lubricante. Si se traba la mecha desenchufar el aparato y retirarla manualmente.

Perforación del bronce
Luego ya puede remacharse pues en este casco todas o casi todas las piezas son independientes, lo que hace que se solapen entre sí sólo dos piezas.


Tenía pensado ponerle remaches de aluminio como los que se ven en la imagen de arriba a la izquierda (no usar remaches pop), pero dado que éstos son mucho más blandos que los de hierro y como el protector nasal sólo se sostendrá con tres remaches, estructuralmente convino usar los de hierro.


Previamente, se ha de fijar de manera provisoria con tornillos para ver si todo calza perfectamente. Además, debí cortar la chapa en el sector sobre los ojos. Luego de esto sí a remachar, teniendo la precaución de pavonar estos remaches para que no queden fuera de tono con el hierro del casco.

Protector nasal remachado vista interior.
Colocación de los laterales de cuero
Luego de colocar el protector nasal, vino la tarea de colocar los cuatro laterales de cuero. Esta tarea, en apariencia simple, tiene sus vericuetos. Por ejemplo, el cuero se niega a dejar los remaches firmes y hay que martillar con cuidado porque la enorme fuerza que hace el remache puede cortar el cuero. De modo que en algunos casos se tiene que agregar una arandela. 
Para amoldar el cuero se lo humedece y se le da la forma cóncava característica de los laterales:


No es necesario darle la forma perfecta a estos laterales pues luego la parte interior estará cubierta por la guarnición. Entonces, ninguna imperfección será visible por más que se lo intente.


Y hasta aquí he llegado por el momento. Falta, como dije más arriba, colocar la cimera y la banda lateral, además de la guarnición.


Como se aprecia, el marrón del cuero le da un aspecto bastante interesante. Negro, como tenía pensado hacerlo, también quedaría bien pero se disimularía con la chapa e incluso sería difícil distinguir que se trata de cuero.


Y sí, viendo ese protector nasal tan liso, se me ocurre que al próximo no le vendrían nada mal una serie de grabados ya sea mediante químicos, electricidad o mecanizado de algún tipo.
Bueno, cualquier pregunta será respondida y también cualquier sugerencia de cambio de diseño o agregado de algo todavía estamos a tiempo. 
En la siguiente entrada:
Doy por finalizado el trabajo

4 comentarios:

Yllart Martinez dijo...

Que buena pinta va teniendo! Eso de mezclar bronce con hierro queda estupendamente. Felicidades! :-)

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias, amigo Yllart. Esa combinación siempre la quería hacer para ver los resultados. Espero poder terminarlo en estos días.
¡Un gran saludo!

Shaggy dijo...

hola soy de corrientes me gusta su obra y trabajo . puede pasarme las plantillas de el casco. Estoy intentando armarla aqui, me encanta su blog, grandes obras las suyas! saludos desde Argentina!

Mariano Miguel L. dijo...

Hola muchas gracias. Fíjese que en la parte de deje su comentario está para enviarme su e-mail así le paso las plantillas. Saludos!