Historia antigua y medieval. Recreacionismo histórico

Dominación de los lombardos en la Italia medieval

Los lombardos, también denominados longobardos, fueron gente de origen germano originaria del norte de Europa que poco a poco fue descendiendo y se asentó en el valle del río Danubio. Desde esa posición, luego de consolidarse social y políticamente, los lombardos decidieron invadir con éxito, en el año 568  d. C.,  toda la Italia dominada por los bizantinos. Luego de esto, se establecieron en la península y crearon un reino que permaneció hasta el año 774 d. C., momento en que caen dominados por los francos.
Entonces, en el año 568, el enérgico rey Alboíno, hizo cruzar los alpes Julianos a una tropa de 500 mil lombardos para invadir el norte de Italia, siendo ForumIulii la primera ciudad importante en caer tras la invasión longobarda; posteriormente serían sometidas Brescia, Verona y Viscenza hasta llegar a Milán; que ya se encontraba debilitada por las terribles guerras góticas que había tenido que enfrentar. 


Por tanto, el ejército bizantino no tuvo mucho que hacer frente al poderoso ejército invasor y fuertemente armado, que se valía de un sofisticado arsenal de espadas y armas de acero en general, aprovechando el perfeccionamiento que se había logrado en la fabricación de esta aleación en hornos a base de hierro y carbón vegetal con circulación forzada de aire que se llevaba a cabo en aquella época.

Como resultado de estos sucesos, se creó un territorio que conquistaron los lombardos además de 36 ducados independientes, división que fue completamente perjudicial para Italia y para los propios lombardos en un futuro no muy lejano, ya que en plena invasión lograron destruir el limes de Friuli y las plazas más fuertes del Véneto, lo cual dejó esta zona totalmente abierta para que pueblos bárbaros cruzaran los Alpes y pudieran invadirla ante su escasa defensa o falta de presencia de tropas. Los ávaros y eslavos fueron los primeros en atacar estas llanuras, logrando llegar en algunas oportunidades bien hasta el este, y al propio mar Adriático.


Años más tarde, y en plena alta Edad Media, más precisamente en el año 756, Desiderio fue escogido como nuevo rey de los Lombardos, luego del deceso del rey Astolfo.

El reino lombardo solo mostró cierta recuperación hasta el año 730 cuando Liutprando, hijo de Ansprando, ayudó al rey lombardo a imponerse a los duques independientes que existían en la época, incluyendo hasta los ducados de Spoleto y Benevento. En esa época, el trono de Constantinopla pertenecía al emperador León III, el cual era el jefe de los iconoclastas, y fue quien dio la orden de que todas las imágenes sagradas fueran completamente destruidas en todo el imperio. Este hecho fue considerado como un sacrilegio por el papa Gregorio III quien se encontraba amenazada por las tropas imperiales.
De esta forma Liutprando, anteponiendo como excusa el hecho de socorrer al papa, se apoderó en 712 de las muchas ciudades italianas de la época.

Papa Gregorio II

El papa Gregorio II pidió ayuda a Carlos Martel para luchar contra los lombardos, ofreciendo como recompensa o premio el título de patricio que otorgaba la facultad de gobernar en Roma.

No obstante, y solo unos años después, el nuevo rey Desiderio (quien fue Duque de Toscana) vio en peligro su reinado cuando en el año de 771, Carlomagno se erigió como único rey de los francos, mientras por su parte el papa Adriano I, logró imponerse entre las diversas facciones romanas. Desiderio, en su afán de brindar apoyo a los sobrinos de Carlomagno, además de las demandas del papa para que le restituyera los Estados Pontificios apropiados por él, lograró acelerar un nuevo convenio entre Adriano I y el monarca de los francos.



Durante una campaña llevada a cabo entre los años 773 a 774, Carlomagno logró conquistar el reino Lombardo, obligando a una rendición por parte de Desiderio, con lo cual adhirió toda la parte italiana norte a su ámbito territorial.

El nuevo reino carolingio comprendió el centro y norte de la península itálica, sin embargo, quedaban fuera del ducado bizantino basado en la ciudad de Venecia. Pero ésta, ya es otra historia.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Mariano es una entrada excelente! todo esta perfectamente narrado!! mejor narrado no podria estar!! :D mis mas sinceras felicitaciones

marianomlanzi@gmail.com dijo...

Hola Luis
Muy agradecido de tus palabras y más sabiendo que estos temas los dominas a la perfección. Un gran saludo y gracias por leer y comentar.
¡Un saludo!