16 julio 2013

Forja de cuchillo a partir de clavo ferroviario

Muestro aquí un breve tutorial de cómo forjar un cuchillo a partir de un clavo de los que se usaban antiguamente en el ferrocarril. No sé bien qué tipo de acero es el que poseen estos clavos, lo que sí sé es que toman un muy buen temple. Otra cosa es que se pueden templar tanto en aceite como en agua (si está a unos 30ºC o 40ºC, mejor). Si alguien conoce más características de estos clavos puede comentar con total confianza en el pie de esta entrada, será muy bienvenida toda la información al respecto.
De modo que todo lo que se al respecto de estos clavos (que no es mucho), lo fui deduciendo a partir de hacer varias pruebas con estos clavos, desde cortafierros, hojas de hachas y demás elementos de utilidad. De modo que, a decir verdad, no sé bien en qué medio se templaban pero es de suponer que el agua o el aceite serían los líquidos preferidos.

Forjando la empuñadura del cuchillo
Bien, para comenzar este cuchillo se debe aplanar la cabeza del clavo completamente. Llevarla hasta el nivel del resto del clavo. En la imagen de arriba se ve el comienzo de este proceso. Como se muestra a su vez en la imagen inferior, estos clavos tienen una prominencia en ese sector bastante difícil de sacar.

Lo que se puede hacer es elevar mucho la temperatura de forja para caldear los posibles pliegues que aparezcan. 

Clavos ferroviarios listos para forjar.
Una vez hecho lo anterior, decidimos qué forma ha de tener la empuñadura.En este caso realicé un denominado salomónico tipo diamante (que no me salió del todo bien pero es cuestión de práctica). Para hacer este salomónico, primero se marcan las cuatro caras del prisma de base cuadrada con un cincel. 

Comienzo del salomónico para la empuñadura del cuchillo
Estas marcas no deberían sobrepasar el milímetro de profundidad. Una vez que tenemos las cuatro caras marcadas, se lleva al tornillo de banco y se torsiona 180º para un lado, por ejemplo, para el lado que va a favor de las agujas del reloj (dextrógiro). Luego se aplanan los cuatro lados sin golpear en las aristas y se vuelve a marcar con el cincel. 
Torsionado del mango del cuchillo.
Luego nuevamente en el tornillo de banco se gira 180º, pero ahora en el sentido contrario al anterior levógiro. En ese momento se deberían formar unos rombos muy agradables a la vista y al tacto.
Estas torsiones se pueden hacer en cualquier momento de la forja. Yo elegí hacer la primera, forjar la hoja en bruto, hacer la segunda torsión y terminar la hoja emparejándola y bajando los filos. En las imágenes de abajo se ve el cuchillo a medio hacer y la fragua usada, en este caso una a carbón vegetal con soplador eléctrico


Finalmente llega el momento más delicado que es el temple. La temperatura se puede calcular con un imán (momento en que el acero pierde la imantación) o como en este caso a ojo, siguiendo la tabla de colores.
Antes del desbaste y el pulido llevamos el cuchillo al horno de la cocina, por ejemplo, para hacerle el revenido. Abajo se ve este proceso. Generalmente lo que yo hago es pasarle la amoladora con un disco de lija para ver si la hoja se ha quebrado en algún sitio. Esto nos ahorrará tiempo y la desazón no será tan grande como notar dichas rajaduras una vez que hemos pasado un buen tiempo desbastando y puliendo. Al repasar la lija se nota de forma inmediata si hay presentes estas grietas porque aparecen en negro contra la superficie brillante de la hoja.

Revenido en horno a 200ºC
Este paso de revenido es muy importante porque luego del temple el acero queda extremadamente duro y quebradizo. Para liberar las tensiones internas se le hace un revenido generalmente a unos 200ºC por aproximadamente media hora.
Bueno, esto es todo. Como el cuchillo no requiere el encabado, el proceso de creación termina en dos o tres horas:

Cuchillo terminado
Quedó con buen agarre y balanceado. Resta afilarlo y poco más y ya está listo para ser usado en algún asado de fin de semana.
En el siguiente video se puede apreciar todo el proceso de forjado de este cuchillo:


Al tener el lomo bien robusto (6 mm a 3 mm) y un peso respetable de 322 gramos, es muy útil para trocear o para cortar por golpe, por ejemplo.


Cualquier pregunta o sugerencia aquí estaré para responder, mientras ordeno todas las herramientas que quedaron desparramadas por el patio.

16 comentarios:

Axil dijo...

Muy majo, sobre todo el mango. No conocía yo esa técnica, muy chula.

(Por no mencionar esas herramientas que te habías hecho en la segunda torsión, y que están gritando a los cuatro vientos que la llave inglesa no fue una buena experiencia :-))

Mariano Miguel dijo...

Muchas gracias amigo Axil. Y sí, la llave fracasó al primer intento jajaj Por suerte tenía esas herramientas que justamente había fabricado cuando practiqué de hacer esos torsionados. ¡Saludos cordiales y gracias por pasar y comentar!

ArchAngel dijo...

Precioso! Solo conocía la técnica del torsionar todo el mango pero definitivamente esta es más bonita
La pregunta es de donde sacar los clavos sin que te detengan por terrorismo ferroviario...

Mariano Miguel dijo...

¡Me alegro que te haya gustado! La verdad que ese torcionado yo lo había visto pero no lo había probado, es cuestión de perfeccionar la técnica para que quede mejor. Con respecto a los clavos, se consiguen en las chatarrerías porque tengo entendido que ya no se usan en el ferrocarril de modo que los van descartando. ¡Saludos cordiales y gracias por ver y comentar!

ArchAngel dijo...

Mariano he buscado un poco, y si no es muy antiguo es posible que sea acero "chino" Q235, equivalente a ISO630 o AISI 1009 (0.14-0.22% C) . Encontrado a partir de buscar distribuidores de clavos para ferrocarril.

http://www.steel-grades.com/Steel-grades/Structure-steel/q235.html

Mariano Miguel dijo...

¡Muchas gracias por la aportación ArchAngel! Eso podría ser muy probable porque si bien toma dureza, no es excesiva, lo que cuadraría con un porcentaje de carbono no muy alto. ¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Mariano, muy buenos los videos. Lo que te sugiero es que cuentes en el mismo video sobre lo que vas haciendo, asi se presta a una mejor compresión. De todas maneras son excelentes. Saludos

Mariano Miguel L. dijo...

Muchas gracias. Lo voy a tener en cuenta para cuando inicie la temporada de forja. ¡Saludos!

Jorge Ibarra dijo...

hola! quisiera saber que tipo de martillo has usado en este tutorial?
lo que pasa es que quiero iniciarme en la forja, y no se que tipo de martillo deberia usar; podrias hacerme una recomendacion?
desde ya, gracias amigo!

Mariano Miguel L. dijo...

Hola. Aquí usé un martillo de 500 g para hacer el trabajo pesado y uno de 250 para las terminaciones.
Yo en general uso solamente tres tipos de martillos: Uno pesado de 1 kg para los comienzos, que en general requieren de grandes deformaciones en las piezas, y luego el de 500 g para ir afinando y para bajar los filos el de 250 g. Pero eso cada Herrero tiene sus martillos favoritos. ¡Saludos!

Anónimo dijo...


Buenas Tardes, el cuchillo ha quedado excelente! muy similar a los cuchillos comando de supervivencia!
cuanto tiempo y a cuantos grados conseguis ese rojo vivo en el clavo?
gracias
Javier

Mariano Miguel L. dijo...

Hola. Muchas gracias. Una vez que la fragua está caliente, tomar temperatura de forja es muy rápido para una pieza así pequeña. Por ejemplo, con dos o tres minutos ya toma unos 900ºC (como en la primera imagen). Incluso hay que tener cuidado de no pasarse porque el acero se puede fundir con facilidad si olvidamos la pieza cinco o más minutos. Para hacer un cuchillo así unas cuantas horas de trabajo bastan. ¡Saludos cordiales!

Lucio Vargas dijo...

Muy interesante quisiera aprender acer eso ya que se están terminando las personas que acen buenas erramientas de esa manera

Lucio Vargas dijo...

Yo quisiera aprender pero necesitaría conocer a la persona adecuada alguien podrá dar un consejo donde puedo ir ahorita estoy en Atlantic City nj usa pero soy mexicano y vivo en el ciruelo Oaxaca y necesito llevaresas ideas a mi pueblo gracias saludos a todos

Oscar Larroca dijo...

Me gustaría saber si los hace para la venta porque me gustaría comprar uno Para usarlo y por lógica dejarlo como herencia. Se me hacen que son indestructible muchas gracias y perdón por la molestia

Ariel Romero dijo...

un fenomeno yo hice uno no igual pero salio gracias x ese video