Historia antigua y medieval. Recreacionismo histórico

El nacimiento de las Universidades en la Edad Media

Expondré en estas siguientes líneas las ideas generales sobre el nacimiento de las Universidades en el Medioevo. Si bien este período de nuestra historia se caracterizó por una marcada escasez en el mundo de las ideas, hubo quienes intentaron hacer prevalecer la razón, y lo lograron. 
Entonces, y a pesar de que la mayor parte de Europa en la Edad Media se encontraba en crisis durante las cruzadas, fue una época de cierto crecimiento intelectual que estuvo latente casi en todo momento. Y si bien no es comparable justamente con el “despertar” del Renacimiento, sí es al menos un período destacable en las disciplinas agrupadas bajo el nombre de Trivio, que reunía a la Gramática, la Retórica y la Dialéctica; y el Cuatrivio, que comprendía la Aritmética, la Geometría, la Astronomía y la Música. Los dos centros de poder más relevantes durante la época fueron el papado y la aristocracia. En la mayor parte de Europa, los monasterios y las diversas órdenes religiosas y militares también jugaron un rol fundamental. Fueron hostal para el viajero cansado, donadores de medicamentos para los enfermos, creadores de centros de educación y hasta banco de depósito en ocasiones. 


Durante el siglo XII, mientras viajar por el territorio europeo se hacía mucho más seguro, grupos de personas de todas las edades podían desplazarse de un centro de enseñanza a otro con relativa seguridad. Así que prontamente se formó una alianza llamada "Universitas" y de la cual se deriva la palabra actual Universidad. La palabra universitas en esa época sólo se aplicaba a la alianza escolástica (o de gremios), o sea, a las corporaciones de estudiantes y maestros.

Spangenhelm de hierro y bronce, continuación

En este tutorial mostraré cómo colocar los laterales de cuero del spangenhelm que comencé en esta antrada y que luego seguí en esta otra, con la fundición de las piezas de bronce que llevará. He tardado más de lo esperado porque el modelo que elegí, que combinará bronce, cuero e hierro, es bastante rebuscado en su construcción y requiere del desbaste y pulido de muchas piezas de bronce.
Incluso hoy, cuando comencé el trabajo, pensé que podría terminar las tres piezas de esta noble aleación pero sólo pude terminar una, el protector nasal. Por otra parte, tenía pensado teñir de negro los cuatro laterales de cuero pero al ver el contraste con el bronce y con el negro del pavonado del hierro, creo que solamente lo oscureceré someramente con betún de judea y a otra cosa. Luego restará colocar la cimera, la banda lateral y la guarnición para dar por terminada la pieza, pero eso será en otra entrada que quizás sobrevenga entre semana.

Desbaste, pulido y colocación del protector nasal
Por fortuna el desbaste del bronce es una tarea bastante grata dado que esta aleación es mucho más dúctil que el acero. Aunque, dado que no produce chispas, es bastante peligroso al no ver para dónde van volando las partículas mecanizadas, de modo que hay que extremar las medidas de seguridad para no aspirar las mismas y para que no entren en los ojos.

Piezas de bronce en bruto para el spangenhelm

El bronce en la edad antigua y medieval

Con este artículo referente al uso del bronce en la edad antigua y medieval daré comienzo a una pequeña serie de escritos no muy extensos cuyo fin es aportar información sin duplicar en lo posible la que ya existe en la red. Como en estos meses se me dificultará un poco realizar mis tareas habituales de forja y demás (dado que mi trabajo me consume gran cantidad de tiempo), me dedicaré a poner algunos de estos escritos mientras, en uno de estos fines de semana, continúo con las tareas pesadas que comencé y tanto me agradan tales como terminar el spangenhelm, la lanza medieval, unos cuchillos y etc.. 
He usado mucho el bronce en las fundiciones y resultaría útil tener un resumen somero de su historia dentro del largo camino desde la antigüedad hacia la edad moderna. Aquí va: 
El bronce es un tipo de aleación de cobre (que representa la base) y estaño (en una proporción del 3% al 20%). Actualmente se lo ha mejorado con la incorporación de otros elementos como el fósforo, el cual mejora sus cualidades y lo endurece bastante. Los bronces que actualmente se consideran "más comunes" son los que poseen aproximadamente un 5 a 10 % de estaño y un porcentaje de fósforo del 0,5 %. Aunque también los hay que contienen otros metales como el aluminio, el silicio (metaloide), el hierro, etc.

Pero el uso del bronce se remonta por lo menos al milenio cuarto antes de Cristo, lo que hace que fuera la primera aleación importante descubierta por el hombre. 
Artefactos de bronce han sido encontrados en lo que hoy conocemos como Irán e Iraq. El bronce ha sido una de las aleaciones más importantes e innovadoras jamás creadas por el ser humano. Debido a que es mucho más fuerte que el cobre puro o la piedra, el bronce fue utilizado para elaborar una gran variedad de ornamentos, herramientas, armas antiguas y otra clase de artículos o accesorios como armaduras, azulejos decorativos y estatuas


El bronce fue usado para hacer cañones ya que esta aleación causa muy poca fricción en aplicaciones de metal sobre metal. Las balas de cañón hechas en hierro podían ser usadas en el interior de un cañón de bronce sin ningún tipo de preocupación en que dicha bala se quedara atorada o atascada dentro del cilindro. El punto de fundición relativamente bajo de la aleación y su maleabilidad lo convirtieron en el tipo de metal más usado por siglos. Muchísimas cosas fueron elaboradas a base de bronce durante un período que la humanidad conoció (en gran parte del mundo) como La Edad de Bronce.

Fundición en bronce para piezas de spangenhelm

Ha llegado el turno de continuar con el casco medieval comenzado en este artículo. Mientras consigo el cuero para colocar en los laterales del spangenhelm, he realizado la fundición de bronce para las piezas del mismo. En particular para el protector nasal, una banda lateral de refuerzo y la cimera. Una de las ventajas de colocarle bronce en estas piezas es que le agrega bastante resistencia al casco además de ser bastantes vistoso por el contraste de colores y materiales.
Supongo que con el simple agregado de la cimera la resistencia del yelmo a un golpe en la parte superior debe ser bastante superior a que si no la tuviese.
También hay que aclarar que el peso del conjunto se incrementará bastante dado que las tres piezas antedichas poseen un grosor de aproximadamente 8 milímetros.


Decidí hacerle las tres piezas a partir de las sugerencias hechas en la entrada anterior en la sección de comentarios.


En este caso empleé la técnica que hace uso del poliestireno expandido. Para ello, se han de confeccionar las piezas en dicho material lo más trabajadas posible para ahorrar bronce y para también ahorrar tiempo de mecanizado posterior sobre la parte terminada.

Spangenhelm de hierro y bronce, comienzo

Muestro en esta entrada el comienzo de recreación de un spangenhelm cuyos materiales serán hierro y bronce. En particular, la pieza de bronce representará el protector nasal. Además constará de laterales de cuero endurecido. Dado que el modelo que elegí hacer posee las bandas anchas, dichos laterales (los cuatro) no son demasiado grandes. Además, la posibilidad de hacerlos de cuero hace bastante que rondaba en mi cabeza.


Para empezar, se marca la pieza principal (abajo), la cual representa las cuatro bandas laterales unidas en la parte superior. En la imagen de arriba se aprecia la transcripción de este molde a una chapa de hierro de 2 milímetros de espesor.


En el próximo tutorial, que esperemos que sea pronto, tendré disponibles las plantillas por si alguien las requiere.
Para cortar esta chapa me valí de la clásica y despiadada amoladora (que, para usarse, no se han de olvidar todas las medidas de seguridad para el cuerpo).

Cómo fabricar acero en casa

Nuevamente me he puesto en la tarea de fabricar mi propio acero. Igual que la vez anterior, partí de trozos de hierro dulce y de un horno de cubilote. Aunque con respecto al otro, realicé varias modificaciones que a continuación se mencionan.
Materia prima: Hierro dulce de reciclaje.
Para empezar, el material con que construí el horno fue exclusivamente tierra colorada y pasto seco formando una especie de adobe. La anterior fundición tenía ladrillos, los cuales no resistieron las altas temperaturas de la fusión del hierro y se quebraron y derritieron.

Materia prima para el horno: pasto seco y tierra colorada.
Laika hace las inspecciones de rutina.
 Para trabajar con el barro, la mejor herramienta es la mano.